2012: una revisión en clave postrock

Sí, ya sé que en internet, los tops del año se sacan en la primera semana de enero, en la última de diciembre o, vete a saber por qué, a mediados de noviembre. Aquí no. Me he tomado mi tiempo para ir viendo, recogiendo, procesado, re-escuchando y seleccionando aquello que me ha parecido lo más destacado, lo más perdurable. O no, igual simplemente lo hago ahora porque es cuando realmente me ha apetecido. Os dejo con la intriga.

El  caso es que han salido 11. Unas cuantas horas de música que merecen ser rescatadas de la vorágine de la actualidad y permanecer en mis listas de reproducción. Sin orden.

  • Godspeed You! Black Emperor – ‘Allellujah! Don’t Bend! Ascend!

cover

Ya os hablé aquí de las inequívocas sensaciones que me había dejado el disco de retorno diez años después de los canadienses. Está bien recordar que, conocido el repertorio pasado de la banda, es un disco sorprendentemente luminoso, directo, ilusionante, esperanzador a lo largo de sus cuatro cortes.

De quedarnos con tan solo uno de ellos, Mladić sería el elegido.

En Spotify.

  • Swans – The seer

Esta sí que es dura, ahora me toca hablar de la música de los Swans y de la obra de Michael Gira. Justo ahora, tras copar listas y listas donde lo experimental había sido, por norma general, ignorado. Justo ahora que mil páginas han sido escritas loando 30 años de carrera musical al margen  de los cánones.

El caso es que The Seer viene a ser algo así como el punto más cercano en las líneas evolutivas de Swans y el postrock, ambas siempre algo así como enfrentadas en una lucha eterna. Llega la paz en forma de dos horas de himnos paganos y letanías recitadas por instrumentos atípicos que suenan a augurios sónicos para un futuro cercano, percusión invasora que no hace sino ampliar una herida profunda y triste a través de la cual se cuelan voces que conocimos en el pasado.

Diría que es, precisamente, The Seer el tema que más se adecúa a lo dicho para ser destacado, aunque la rabia contenida en ese salmo que es Lunacy no ha de pasar desapercibida.

En Spotify.

  • Caspian – Live at the Old South Church.

Es curioso que entre los dos trabajos que Caspian ha sacado a la luz este pasado año, me decante por el que en principio menos me ha sorprendido y menos se adapta a mi estilo. Pese a su rupturismo formal, creo que Waking Season se me queda un poco a medias y acabo prefiriendo el directo que sacaron a principios de año.

En Live at the Old South Church, Caspian adaptan su música al entorno, desafilan las guitarras, relajan la percusión y crean una atmósfera suave, tibia, cómoda para el oyente. A ello también ayuda una elección de temas menos ruidosa, más ambiental.

Me gusta especialmente Sycamore, la canción que cierra el álbum y los arreglos sobre Last Rites.

En Spotify.

  • Crippled Black Phoenix – No sadness or farewell.

Crippled Black Phoenix, el supergrupo montado por antiguos miembros de Electric Wizard, Iron Monkey o Mogwai entre otros, también se ha apuntado a lo de doble novedad a lo largo de 2012. (Mankind) the Crafty Ape asienta sus raíces sobre un rock más clásico, mientras No Sadness or Farewell hace gala de un paisajimo instrumental muy llamativo, cáustico, cercano al postrock de más tradición.

Y por eso destacamos este EP largo, 50 minutos de duración, por encima de la épica que desprende el Mankind. Por esa brevedad y concisión. Y por Long Live Independence, claro.

En Spotify.

  • Alcest – Les voyages de l’âme // Les discrets – Ariettes oubliées..

Algo pasa con Fursy Teyssier. Algo pasa con este francés que, miembro de Amesoeurs y Les Discrets, ha diseñado las dos portadas de dos de los discos más reseñables del género post-/instrumental de su país a lo largo de este año. Son ambos grupos similares, más gritos y profundidad sonora en Alcest, más ligereza y melodía en Les Discrets, y que firman dos discos igualmente perturbadores sobre una base instrumental de las que nos gustan por aquí. Quizá más cargada, más pesada de lo habitual, pero igualmente reseñable por  sugerente.

De esta atmósfera cargada y oscura, rescato dos temas que me parecen especialmente acertados: Le Mouvement Perpétuel por Les Discrets ni de Nous Sommes l’Emmeraude de Alcest.

En Spotify (Alcest).

En Spotify (Les Discrets).

  • Pg.lost - Key.

Una banda sueca que triunfa. ¡Sorprendente! Una banda nórdica que triunfa en el postrock. ¡Sorprendente! No. Pues eso. Y ahora os tendría que convencer que los suecos, que estarán en el dunk!festival de finales de mes, no son otro grupo más. No lo tendría fácil, porque la verdad es que creo que sí son otro grupo de postrock sólido y coherente. Un disco de género puro para amantes del mismo.

Y, de quedarme con alguna,  que sea con la intensidad continua de Terrain.

En Spotify.

  • Sigur Ros – Valtari.

Diga lo que diga del esperadísimo regreso de Sigur Rós, va a ser algo injusto. Quizás sea la única persona a la que satisfizo plenamente el viraje pop de su anterior trabajo de nombre imposible de memorizar, a día de hoy mi disco favorito de los que han pergeñado Jónsi y sus amigos. Supongo que es porque cuando se ponen trascendentes, esto es, ambientales, me aburren un poco. A ratos. El resto del tiempo me fascinan, sin apenas término medio. Pocos grupos han sabido retratar la alegría como ellos.

Algo así me ocurre con Valtari, en el cual se encuentra la fabulosa Varúð, poseedora de crescendos y voces que son aullidos de grandísima belleza. Pero el resultado general del disco, siendo muy positivo, me hace pensar otra vez lo mismo. Que a veces no. Por eso, aquí meto esta necesaria injusticia. Por esto y porque me obliga el jefe.

En Spotify.

  • The Echelon Effect – Field Recordings.

The Echelon Effect es el resultado de una historia de la que todos nos gustaría ser partícipes. Grabar tus propios temas, sin medios, colgarlos en una web y que, repentinamente, sean muy escuchados, hasta lograr hacerte un hueco en el mundillo.

De este EP, destacar su  capacidad de sugerencia de espacios, lugares, objetos con el mínimo número de elementos posible. Un detalle ligero, casi una anécdota. Muy bueno Tracking Aeroplanes.

En Spotify.

  • HANDLINGNOISE - HANDLINGNOISE.

Estos fineses, provenientes de mundos tan dispares como la electrónica o el metal, cuentan con un estilo muy ecléctico. En su disco de debut nos traen una música de fuertes contrastes y cambios de ritmo, sutileza y crudeza sonora al servicio de un guion que atraviesa postrock y derivados sin piedad alguna, tocando todos los palos.

Todo esto lo podemos disfrutar ya desde un inicio, donde El Topo nos introduce en un disco fresquito que no deberíais dejar pasar.

En Spotify. En bandcamp.

  • Toundra - (III).

Bueno, no podían faltar, eso estaba claro.

Siguen convenciendo a propios y extraños los chicos de Toundra, que con este su tercer disco, han vuelto a triunfar en un ambiente bastante amplio. Pese a que prefiero la contundencia de (II), creo que no se debe menospreciar la amplia gama de recursos y melodías con los que cuenta este (III), que se muestra más relajado por momentos, como queriendo disfrutarse a sí mismo y su éxito.

Aquí ya no tenemos a la sobrecogedora Magreb, pero mientras nos sigan trayendo temas como Cielo Negro (Black Sky), no tendremos ni una sola protesta.

En Spotify.

  • Menciones de honor:

MONO – For my Parents (Spotify)

Bear the Mammoth –  In Absence EP (Spotify || bandcamp)

Caspian – Waking Season (Spotify)

Mount Eerie – Ocean Roar (Spotify)

Jodis – Black Curtain (Spotify)

If these Trees Could Talk – Red Forest (bandcamp)

Good Weather for an Airstrike – Underneath the Stars (Spotify || bandcamp)

Giranice – Enea (Spotify || bandcamp)

Crippled Black Phoenix – (Mankind)  the Crafty Ape (Spotify)

 

Aquellos amantes del género que busquen acercarse a las novedades del -ya muy- pasado año 2012, encontrarán aquí discos que probablemente merezcan la pena y formas fáciles de escucharlos de manera legal. Para acercarse poquito a poco a ellos, os dejo esta lista de Spotify con las canciones destacadas de cada disco aquí nombrado, así como alguna más de lo publicado este año. Si vuestro interés va más allá, echadle un ojo a esta otra extensísima lista con las novedades que hemos ido apuntando. Y, si observáis que alguno ha sido pasado por alto, no dudéis en decirlo en comentarios.

3 comments for “2012: una revisión en clave postrock

  1. eloy Castro
    20 marzo, 2013 at 2:59

    esas bandas son todas re caretas, salio el disco de deleted arrows y el de samuel jackson five, eso es lo que paso el año pasado.

  2. 20 marzo, 2013 at 9:44

    Gran lista, no ya tanto por extensión, sino por calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *