Gifts from Enola: no manchar el recuerdo

Supongo que habréis visto alguna vez This Is Spinal Tap, aunque no estoy tan seguro de que hayáis visto con Anvil!: The story of Anvil. Si es que no, estáis tardando, de verdad, en ver uno de los documentales sobre música más entrañables. El caso que nos ocupa tiene poco que ver con esto, pero me parecía oportuno empezar así.

Pocas veces una banda sabe que se va a separar antes de publicar su último disco, pero las veces que lo hace acostumbra a ser una obra honesta, automáticamente convertida en obra de culto, casi maldita, por los seguidores de la banda. Gifts from Enola no se ganó la mención entre lo más reseñable del año pasado, pero su A Healthy Fear es así y como describía los últimos discos de una banda que se termina.

Recuerdos de conciertos ya pasados (foto de kata rokkar).

Gifts from Enola han dejado de existir, ya no son, son un ex-grupo. Nos lo cuentan así en un escrito de despedida en su página web, que incluye una cita a Anvil que me obligó a empezar esto como lo empecé. Compaginar una banda a tiempo completo con la vida laboral una vez terminada la universidad (tanto a nivel de tiempo dedicado como económicamente) y no emborronar un recuerdo demasiado bonito parecen ser los dos principales motivos detrás de la decisión, aunque conservan la ilusión por la música y, dicen, no hay ningún tipo de problema personal entre los miembros.

Así, con la decisión ya tomada, emprendieron la grabación del ya mencionado último disco,  colocaron una guillotina en su portada y referencias varias a lo largo del mismo. Guiños que decían que iban a cortar por lo sano con todo aquello, ahora que todavía podían. Así, nos queda este recuerdo de siete años de música y discos plagados de postrock.

Hasta la próxima.

3 comments for “Gifts from Enola: no manchar el recuerdo

  1. 21 abril, 2013 at 0:23

    Que triste que una gran banda como Gifts From Enola esté disuelta desde ahora. Componían canciones que te sacaban de la depresión. Gracias por todo Gifts From Enola. :’(

  2. danidelacuesta
    23 abril, 2013 at 18:19

    Desde luego que es una pena, pero las canciones seguirán ahí para disfrutarlas siempre. Mejor así que decadencia y olvido.

  3. Pedro
    10 agosto, 2014 at 11:19

    Me parece sencillamente sublime que dos de las bandas que más me gustan de este género -a la sazón, Isis y GfE- se disolviesen antes siquiera de que yo las conociera, por el simple hecho de que ya no concebían seguir con las bandas adelante. Pura honestidad, pura asertividad. Gloria y honor para ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *